91 590 05 07 info@globalfinanz.es

Los seguros de vida son para proteger a la familia o las personas queridas en caso de fallecimiento del asegurado por cualquier causa (enfermedad o accidente) y también pueden ayudar al asegurado si sufre una invalidez que le impida trabajar.

Hay distintos tipos de seguros de vida:

Seguro de vida temporal

Es un seguro que se contrata por un periodo concreto, que puede ser durante un viaje o una estancia en el extranjero, durante el pago de una hipoteca o hasta determinada edad, los 70 años, por ejemplo.

En ese periodo, si el asegurado sufre un percance conforme a lo descrito en el contrato, la compañía aseguradora tendrá que pagar lo estipulado; de lo contrario, el seguro se extinguirá y la aseguradora no pagará nada al beneficiario, dado que, afortunadamente, no ha ocurrido nada que lo haga necesario. Es el seguro de vida más corriente.

Seguro de vida entera

Es un seguro de vida que no tiene fecha de finalización mientras viva el asegurado y que, conforme cumpla años, resultará más y más caro, dado que las compañías saben que todos tenemos que morirnos. Los seguros de vida entera están asociados al ahorro y suelen comercializarse en forma de productos financieros.

Seguro de vida más invalidez

Es esencial contratar esta cobertura que garantiza una indemnización en el caso de que el asegurado no muera, sino que sufra una invalidez permanente. Está bien dejar cubiertos a nuestros seres queridos si pasa algo, pero tenemos que garantizar que, en caso de invalidez por accidente, lesión, enfermedad…, tendremos un dinero que pague nuestra manutención y la contratación de alguien que nos cuide.

Seguro de vida doble

Los seguros de vida garantizan que se pagará un capital si se produce el fallecimiento del asegurado por enfermedad o accidente, pero si son de doble capital, en caso de accidente pagan el doble, dos veces el capital asegurado.

Supongamos que el seguro indemniza con cien mil euros el fallecimiento por cualquier causa, pero si es con doble capital, sumará otros cien mil cuando la muerte sea por accidente, de manera que los beneficiarios recibirán doscientos mil: una vez por el seguro de muerte por cualquier causa y otra porque ha sido por accidente.

Otras compañías ofrecen también el doble del capital contratado a familias con hijos menores en el caso de que los dos cónyuges fallezcan.

Seguro de vida triple

Un seguro de vida tripe es el que paga el triple del capital contratado si la muerte del asegurado se produce por accidente de circulación.

Siguiendo con el ejemplo del apartado anterior, los beneficiarios de un asegurado que tenga cien mil euros contratados por fallecimiento pueden recibir el doble si la muerte es por accidente, y el triple si es por accidente de circulación.

Seguro de vida e invalidez con doble capital en caso de accidente

Es un seguro en el que los beneficiarios reciben el capital contratado en caso de fallecimiento del asegurado, y el doble en caso de que el fallecimiento sea por accidente. Además, este seguro de vida garantiza al asegurado que él recibirá lo contratado por invalidez y el doble si esta se produce por accidente.

Seguro de vida e invalidez con triple capital en caso de accidente de circulación

En esta modalidad de seguro los beneficiarios reciben el capital contratado en caso de fallecimiento del asegurado, el doble en caso de que el fallecimiento sea por accidente y el triple si el accidente es de circulación. Además, este seguro garantiza al asegurado que él recibirá lo contratado por invalidez, el doble si esta se produce por accidente y el triple si es por accidente de circulación.

Seguro de vida con enfermedades graves

Es un seguro de vida que indemniza también en caso de que el asegurado padezca una enfermedad grave. Estos seguros son muy necesarios, porque nadie, tenga la edad que tenga y sea cual sea su estado de salud, está a salvo de sufrir un cáncer, un infarto…

El seguro de vida con enfermedades graves indemniza al asegurado cuando padece uno de los problemas reseñados en la póliza. Dependiendo de lo que cubra, variará su precio; es decir, no es lo mismo que sea solo frente al cáncer que si añade, infartos, trasplantes, alzhéimer, etc.

¿Hay exclusiones en los seguros de vida?

Sí, las personas con profesiones de riesgo y la práctica de deportes extremos no están cubiertas en un seguro de vida o tienen otros precios con una sobreprima. Tenemos que advertirlo antes de contratar una póliza.

Por otra parte, el suicidio suele estar excluido durante el primer año de vigencia de la póliza.

Tampoco se indemniza en caso de negligencias graves, imprudencias, fenómenos meteorológicos extremos, guerras, abuso de alcohol y drogas, actos delictivos del asegurado, etc.

¿Qué más incluyen los seguros de vida?

Todos indemnizan por el capital contratado cuando se producen las circunstancias reflejadas en la póliza, pero además pueden incluir:

  • Anticipo para gastos de sepelio.
  • Anticipo para liquidación del impuesto de sucesiones.
  • Segunda opinión médica en caso de enfermedad grave (algunos en todo el mundo y para todos los miembros de la familia).
  • Asistencia médica telefónica 24 horas.
  • Asesoramiento jurídico.
  • Asesoramiento nutricional.

¿Cuándo contratar un seguro de vida?

En todos estos casos será una ventaja para vivir tranquilos:

  • En cuanto comiencen los compromisos de pago. Las personas que acceden a un empleo suelen comprar un coche, financiar los muebles… El seguro de vida es muy barato cuando se es joven y merece la pena no endeudar a los padres o a la pareja en caso de que ocurra algo grave.
  • Al pedir una hipoteca. El seguro de vida será un acto de responsabilidad para devolver al banco lo prestado y garantizar que quienes vivan en la casa podrán seguir en ella pase lo que pase.
  • Si se tienen hijos. El seguro de vida es incuestionable. Permite protegerlos y garantizar sus estudios. Las opciones doble o triple del capital son las más aconsejables.
  • Siempre que exista alguien a nuestro cargo. Cuando alguien depende de nuestros ingresos, es un acto de responsabilidad garantizar su supervivencia pase lo que pase.
  • Cuando queramos a alguien. Por muy poco dinero podemos favorecer a las personas que nos quieren y nos ayudan.
  • Si estamos solos. Un seguro de vida más invalidez es la mejor opción para no depender de nadie y garantizar nuestra supervivencia. Y mejor aun si el seguro incluye enfermedades graves.

¿Hasta qué edad se puede contratar?

Lo normal es que solo sea posible hasta 65 años y que cubra hasta los 75, pero como es un criterio opcional de cada compañía, hay variaciones.

¿Los seguros de vida se pagan anual o mensualmente?

Lo normal es pagar una vez al año, porque los seguros de vida son baratos, más, por ejemplo, que el seguro del coche. Pero puedes elegir fraccionar el pago.

¿Cuánto cuestan los seguros de vida?

Depende de varios factores:

  • Del capital asegurado. El precio variará dependiendo de cuánto quieras que cobren los beneficiarios y tú mismo en caso de invalidez.
  • De la edad. Todos podemos morir en cualquier momento, pero es menos probable en las edades jóvenes y seguro en las más avanzadas. Así que el seguro se encarece con los años.
  • De las coberturas. Cuanto más cubra, más precio. Por ejemplo, un seguro de vida con enfermedades graves que cubra la inmensa mayoría de lo que puede pasarnos será más caro que si solo protege frente al cáncer. También se encarecen si pagan el doble o el triple de lo contratado, aunque no significativamente.

Los seguros de vida no son caros. Puedes consultar precios en nuestro comparador.

¿Hay grandes diferencias de precio entre compañías?

Sí, aunque no solo en precios, sino también en coberturas. En el comparador se ven los importes de la prima y también todo lo que incluyen. Los seguros de vida se deben contratar según las necesidades de cada cual. Para ello hay que estudiar lo que ofrece cada uno y también lo que excluye. O bien dejarse asesorar por un corredor de seguros experto en vida.