91 590 05 07 info@globalfinanz.es

Esta es la información que necesitas saber y los términos que debes conocer para elegir el mejor seguro médico privado. Lee las respuestas que te van a ayudar a decidir.

¿Cómo funcionan los seguros médicos privados en España?

El cliente paga una cuota mensual y a cambio obtiene cobertura sanitaria con las condiciones que establezca su póliza, que es una especie de contrato que refleja a qué tiene derecho.

¿Puedo ir directamente al médico que quiera o al especialista?

Sí. Cuando el seguro es de cuadro médico, se puede elegir entre todos los que figuren en esa compañía y acudir directamente a ellos. Si es de reembolso, se puede elegir cualquier especialista de cualquier lugar del mundo.

¿De qué depende el precio del seguro?

De las coberturas, principalmente; será más caro cuantas más cosas cubra. Pero también de la edad del asegurado, de su estado de salud, de si hay copagos o no, etc.

¿Qué son las coberturas?

Todo aquello que incluye el seguro: especialistas, pruebas diagnósticas, intervenciones quirúrgicas… Cuantas más coberturas tenga, más suele encarecerse la prima.

¿Cuáles son las compañías des salud más importantes?

Adeslas, Sanitas, Asisa, DKV y Mapfre son las más grandes en volumen de clientes. Destacan también Aegon, Acunsa, Asefa, Fiatc, AXA, Cigna y PlusUltra, pero también existen marcas blancas de las principales compañías que ofrecen prácticamente lo mismo y a precios más ventajosos.

¿Qué es el cuestionario de salud?

Una declaración firmada por la persona que solicita contratar un seguro médico donde responde a una serie de preguntas sobre su estado de salud. Esto permite a la compañía aceptar o rechazar a un cliente. Nunca se debe mentir porque, llegado el caso, la aseguradora podría no hacerse cargo de los gastos médicos.

¿Qué son las prexistencias?

Son las enfermedades o dolencias que el asegurado tenga antes de contratar la póliza y que puede que el seguro no quiera cubrir.

¿Qué es el periodo de carencia?

Un tiempo en el que no será posible hacer uso de algunos servicios del seguro recién contratado, como puede ser el parto, un trasplante, etc. Suele fijarse entre tres meses y doce, pero varía de unas compañías a otras. A veces, si se proviene directamente de otra aseguradora, no se aplica.

¿Qué son los copagos?

Una cantidad pequeña que tiene que pagar el cliente por cada acto médico. Las pólizas con copagos permiten pagar una prima más barata.

¿Qué es el cuadro médico?

Son los profesionales sanitarios que están concertados con una determinada aseguradora y entre los que el asegurado puede elegir libremente.

¿Qué son los servicios franquiciados?

Son prestaciones de bienestar y salud, terapias y tratamientos alternativos que las aseguradoras ofrecen a precios reducidos o con descuentos

¿Qué tipos de seguros médicos hay?

Existen muchas modalidades:

De cuadro médico. El asegurado puede elegir médicos, clínicas y hospitales que tengan concierto con la aseguradora.

Con copagos. El cliente paga una cantidad establecida por cada acto médico, lo cual permite abaratar la mensualidad.

Sin copagos. Se pueden utilizar los servicios médicos cuanto se necesite sin necesidad de abonar nada más que la prima establecida.

De reembolso de gastos. Es posible asistir a cualquier médico u hospital en cualquier lugar del mundo, pagar la factura y luego presentarla a la compañía para que reembolse lo gastado.

Mixtos. Aúnan el seguro de cuadro médico y la modalidad de reembolso de gastos.

Sin hospitalización. El asegurado puede acceder a todos los especialistas y a algunas pruebas diagnósticas, pero si necesita un ingreso hospitalario, deberá recurrir a la Seguridad Social.

¿Qué coberturas suelen tener los seguros médicos?

Hay seguros con más coberturas que otros, pero los seguros completos suelen cubrir:

  • Medicina general, pediatría y enfermería.
  • Especialidades médicas.
  • Hospitalización.
  • Urgencias.
  • Tratamientos y tratamientos especiales como oncología, rehabilitación, litotricia, etc.
  • Planificación familiar.
  • Asistencia médica en el extranjero.

Algunos incluyen además psicología, prótesis, podología, cobertura dental, etc.

¿Qué suelen excluir los seguros médicos?

Cada póliza y cada compañía son diferentes, pero, en general, suelen excluirse las preexistencias, máxime si no han sido declaradas, la cirugía estética, la cirugía de la obesidad y algunos tratamientos especiales.

¿Qué límites ponen los seguros médicos?

Suelen imponer un tope a la atención sanitaria en el extranjero, en algunas prótesis y en determinados tratamientos.

¿Los autónomos o las empresas tienen alguna ventaja por contratar un seguro médico?

Sí, muchas. El pago de la póliza de salud privada computa como un gasto, se deduce en la declaración hasta 500 € anuales y se suma el mismo importe si se paga para la pareja o para los hijos. Existen mayores ventajas cuando se hace un seguro para una persona con discapacidad. Las empresas también tienen deducciones fiscales, tanto si pagan todo el seguro de sus trabajadores como si pagan un parte.

Algunas palabras cuyo significado debes conocer

Asegurado: persona sobre la que se establece el seguro y que asume sus obligaciones.

Aseguradora: la compañía que cubre el riesgo conforme a las condiciones del contrato.

Autorización: trámite administrativo al que está obligado el asegurado para acceder a determinados servicios. Es una comunicación previa que le garantiza que el acto médico será cubierto por el seguro.

Beneficiario: no tiene por qué ser el mismo que ser el tomador del seguro; por ejemplo, el caso de un padre que suscribe una póliza a beneficio de su hijo.

Condiciones generales: las prestaciones, cláusulas, coberturas y exclusiones del seguro.

Condiciones particulares o condicionado: un escrito en el que se detallan los aspectos que se aseguran y las condiciones de contratación.

Duración del seguro: tiempo entre la fecha de inicio y de vencimiento de la póliza. Los seguros médicos tienen una duración anual, con vencimiento a 31 de diciembre, y se renuevan automáticamente, salvo que la aseguradora comunique al asegurado con dos meses de antelación que no desea renovar o que lo haga el asegurado con un mes como mínimo de antelación.

Hospitalización: ingreso en un hospital para recibir tratamiento o cirugía.

Indisputablildad: la aseguradora debe hacerse cargo de una enfermedad preexistente en el caso de que el asegurado no supiera de su existencia en el momento de firmar el contrato.

Póliza: son todos los documentos que regulan el seguro, como las condiciones generales, las particulares, la solicitud y el cuestionario de salud.

Prescripción: es una indicación médica para una prueba diagnóstica, un tratamiento, una intervención…

Prestaciones: son los tratamientos y servicios que la aseguradora dispensa al asegurado y que están incluidos en la póliza.

Prima: es el importe que el que el asegurado o el tomador del seguro deben abonar a la compañía. Lo normal es que se pague mensualmente, pero también puede hacerse de manera bimestral, trimestral, semestral o anual.

Renovación del seguro: se renueva automáticamente, salvo que el asegurador o asegurado no lo deseen y lo comuniquen a la otra parte con un mes de anticipación a la conclusión del periodo del seguro en curso si se trata del asegurado y de dos meses cuando sea el asegurador.

Solicitud: un documento con los datos del tomador y la compañía que se firma para solicitar la contratación de un seguro.

Tarjeta sanitaria: pequeño documento personal e intransferible con los datos del asegurado que le permite identificarse para recibir las prestaciones de su seguro.

Tomador del seguro: persona que suscribe el contrato del seguro y que está obligada a cumplir el contrato.

Vencimiento: fin del contrato del seguro.